Pasamos la mayor parte de nuestras vidas pensando en el mañana, recordando lo que sucedió ayer. Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo pensando en lo que fue o lo que podría ser pero ¿cuántas veces nos paramos realmente a disfrutar del presente?¿Cuántas veces nos detenemos a mirar qué hay ahora?¿A observar en quién nos estamos transformando?

Nos acostumbramos a vivir en un mundo ilusorio, rodeado de juicios, fantasías, miedos… y poco a poco lo que “no es” nos atrapa y se hace realidad, comienza a crecer nuestro universo de creencias, esa curiosa y personal forma de interpretar lo que nos sucede.

¿Qué tal si nos transformamos en artistas del presente, con plena conciencia de lo que estamos viviendo y decidimos crear desde el ahora? ¿Qué piensas que cambiaría?

Anuncios