Un valor universalmente apreciado, la LIBERTAD es un ejercicio permanente que nos permite estar donde queremos estar, ser quien queremos ser y de pilotar así el rumbo de nuestras vidas.  Para honrar este valor, es necesario practicar y ejercitar nuestra CONCIENCIA y nuestra VOLUNTAD. Conciencia para reconocer donde estamos y hacia donde queremos ir, básicamente para no dormirnos y ser esclavos de nuestros hábitos y rutinas. Voluntad para pasar a la  acción y hacer realidad aquello que queremos. Este último paso es crucial porque de lo contrario nuestros sueños se pueden reducir a una declaración de buenas intenciones porque en definitiva no estamos dispuestos a renunciar a lo que ya tenemos.
No olvidemos que cuando decimos SI a algo, estamos diciendo que NO a otras cosas. Si decimos SI a nuestros sueños, a lo que realmente queremos… A qué tenemos que decir NO?

Anuncios